Goku Official Day
Agencia Blog Redacción Series de TV Vida & Estilo

Porque de Dragon Ball aprendí…

Hace dos días, el 9 de mayo fue oficialmente el día de Gokú en Japón. En japonés los números 5 y 9 pueden leerse como: GO y KU. Lo cual cuadra perfectamente, ya que las fechas en Japón deben leerse conforme al siguiente formato: Año / Mes / Día.

El universo de Dragon Ball, nació un 10 de septiembre de 1985 fecha en que fue publicado por primera vez en la revista Shōnen Jump, gracias al talento de su autor Akira Toriyama cuyo manga ha logrado vender más de 250 millones de copias en todo el mundo.

Ya que no todos son aficionados, ni puedo pretender que sepan de qué va Dragon Ball, a manera de corolario, les platico aquí en cortito que está inspirado en la novela china Viaje Al Oeste. Sigue las aventuras de Gokú, un guerrero de raza Saiyajin, que desde pequeñín decide entrarle a los karatazos y de pasadita, decide salir a explorar el mundo buscando siete objetos legendarios: Las Esferas del Dragón. Con el único fin de proteger a la Tierra de seres malignos que buscan conquistarla y llevarse entre las patas a cuanto pelado la habita.

Hasta este punto todo muy bien y muy chulo. Pero no fue sino hasta el año de 1996 en que Dragon Ball, comenzó a transmitirse en formato anime y por televisión en México. Erróneamente fue catalogado como “caricatura”, sólo porque mostraba dibujos animados, pero para mí fue una ventana abierta a una serie de mundos completamente nuevos. Por primera vez, una simple “caricatura” me hizo sentir identificado con una cultura de la que apenas había escuchado hablar (de manera muy pobre), en la escuela o con algún amigo. Pero sin duda, me brindó la oportunidad de darme cuenta de que allá afuera existen otros mundos ricos en creatividad, imaginación y originalidad.

Para quien no esté familiarizado con la cultura del Anime y del Manga, Dragon Ball puede resultarle de güeva, vacío y sin ningún significado. Lo cual es muy válido. Pero también es válido que sepan que lleva dentro de su trama una serie de mensajes valiosos, entre los que me gusta destacar los siguientes:

Canalizar emociones. La serie continuamente muestra en varios episodios, y en especial con el personaje de Vegeta, que si el enojo y la frustración los canalizamos de manera adecuada, podemos llegar a motivarnos lo suficiente para lograr alcanzar nuestras metas. Y como casi no soy berrinchudo y pujoso, puedo decir que después de 25 años finalmente estoy lográndolo poco a poquito. Pero ahí la llevamos. Tampoco Dragon Ball se construyó en un día.

Y el crecimiento personal. Conforme la serie avanza, podemos ver que Gokú va incrementando su poder y que constantemente lucha para mejorar y desarrollar sus habilidades, porque ello le hace sentirse más fuerte, más feliz y más vivo. Es por ello que hoy, sin importarme qué tan grandes sean los retos, estoy seguro que con preparación, paciencia, perseverancia y buen humor puedo superarlos. Con esto no quiero decir que los golpes y las caídas no van a dolerme. Incluso a Gokú también le dolieron. Pero al final siempre se levantó y sonrió.

Para muchos de los que somos fans de Dragon Ball, sabemos que es una historia que nos hizo reír, llorar, gritar y emocionarnos como ninguna otra “caricatura” lo había logrado en nuestra vida. Y sobre todo siempre llevar la esperanza de creer que el mundo puede ser un lugar mucho mejor y por el cual vale la pena luchar. Tal como Gokú y sus amigos llevan rifándosela por proteger el planeta durante más de 30 años.

Acerca del autor

Eduardo Villalobos

Dejar comentario